Mejores prácticas para potenciar la eficiencia energética en el sector industrial


Mejores prácticas para la eficiencia energética en el sector industrial

La energía es el recurso más importante con el que se puede contar en todos los sectores productivos. Se trata de la base de la sociedad actual y está empezando a escasear. El ámbito de la industria, uno de los que más depende de este recurso, incrementó en 2017 su consumo electrónico en un 2,2% respecto al año anterior, según el Índice Red Eléctrica de España. Por ello, es importante tratar de asegurar la eficiencia energética en el sector industrial.

En Oasys, como especialistas en automatización y control industrial, podemos ayudarte a optimizar tus procesos de producción

Otra de las razones que deberían impulsar el ahorro energético es el la reducción de gastos. Impulsar la eficiencia energética en el sector industrial solo tiene beneficios puesto que si el gasto energético se reduce, los costes también lo harán. Además, se aprovecharía la energía sobrante para otras tareas. También hay que tener en cuenta que, según el acuerdo al que se llegó en la ONU en 2015, todos los países miembros deben proveer energía limpia y asequible al alcance de todos. Es por esta razón que hay que seguir una serie de buenas prácticas en este sentido.

Si ostentas un cargo de responsabilidad en una empresa del sector en España, debes plantearte si la organización cumple con el Real Decreto 56/2016 de eficiencia energética. Nuestros expertos elaboraron un artículo para tratar el tema de la eficiencia energética en el sector industrial y el cumplimiento del RD 26/2016 que sin duda te será de ayuda. En él encontrarás también una guía para que conozcas este decreto en profundidad.

Mejores prácticas en eficiencia energética en el sector industrial

El sector industrial utiliza la energía como materia prima para poder desarrollar productos y servicios. Sin ella, la maquinaria necesaria para tal fin no podría funcionar y el equipamiento tecnológica perdería todo su valor. La eficiencia energética en el sector industrial es esencial para optimizar el uso de la maquinaria pesada mientras se asegura la sostenibilidad. Para conseguirlo es posible seguir una serie de pasos a nivel general:

Reducción de la demanda energética

La demanda energética es la carga que se exige a una fuente de suministro durante un tiempo determinado. Teniendo esto en cuenta, es natural que su reducción sea uno de los objetivos prioritarios a perseguir. Se calcula teniendo en cuenta la demanda residencial, comercial e industrial. Las campañas de concienciación de ahorro energético podrían ser una buena herramienta para que los usuarios moderasen el consumo.

Diversidad energética

Este concepto hace referencia a los distintas fuentes energéticas que hay disponibles. Todas las fuentes renovables y no renovables entran en este ámbito, pero hay que seleccionar las más indicadas en cada caso. Cuantas más opciones tengamos, más sencillo será reducir costes partiendo de las fuentes más baratas y, de ser posible, renovables.

Aprovechamiento de energías renovables

Para garantizar la eficiencia energética en el sector industrial es crucial valerse de recursos renovables. Este tipo de fuente energética es sostenible, de bajo coste y, además, contribuye a la mejora del medio ambiente. Con el fin de conseguirlo, hay que abandonar los suministros externos, que hacen que las empresas dependan de su abastecimiento.

Innovación tecnológica

Utilizar menos energía para generar productos o servicios es fundamental para la innovación tecnológica. El ahorro de recursos permite destinar capital a la investigación de nuevas tecnologías.

Uso de microrredes

Una microrred eléctrica es un sistema de generación de energía que distribuye la electricidad desde el proveedor hasta el consumidor. Parte de la tecnología digital y prioriza las fuentes energéticas renovables para ahorrar energía, reducir costes y potenciar la fiabilidad de las redes. Distribuyen la energía, la almacenan, gestionan las cargas, monitorizan y controlan las potencias y ofrecen procedimientos de prevención de errores.

Optimización de hábitos de cosumo

Para conseguir la mejora de la eficiencia energética en el sector industrial es necesario mejorar los hábitos de consumo. Hay que administrar la energía de un modo eficaz y desconectar del suministro eléctrico toda herramienta que no vaya a ser utilizada y cuya permanencia no sea necesaria. Por ejemplo, es comprensible dejar encendido un servidor, pero no así la maquinaria pesada en desuso. Para conseguir esto hay que concienciar a todo el equipo implicado en los procesos de producción.

Recuerda que si quieres asegurar la eficiencia energética en tu empresa y cumplir con el RD 56/2016 puedes echar un vistazo a nuestra guía:

Guía Eficiencia energética en el sector industrial RD 56/2016

Todas las máquinas que funcionen mediante motor pueden reducir su consumo hasta en un 50% si se regulan con periodicidad. Además, hay que tener en cuenta la mezcla de aire y combustible para evitar gastos innecesarios. En el caso de las máquinas que generan calor, es importante aprovechar las altas temperaturas residuales y asegurar un aislamiento correcto. Evidentemente, todo esto caerá en saco roto si no se cuidan los sistemas de control industrial.

Alcanzar la eficiencia energética en el sector industrial no es fácil, pero con el esfuerzo de todo el equipo puede conseguirse. Los beneficios se notarán en la facturación, el estado de la maquinaria y en el propio medio ambiente. Por todo esto hay que tratar de adaptar los hábitos tanto de trabajo como de consumo en la industria.

Share :
Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies