Sistemas SCADA y HMI para potenciar la automatización industrial


Sistemas SCADA y HMI para la industria

SCADA y HMI son dos conceptos muy extendidos en el sector industrial. Aunque son dos herramientas distintas y con utilidades muy diferenciadas, es posible combinarlas. De hecho, es altamente aconsejable, puesto que juntas potencian la automatización y el control de los procesos industriales.

En Oasys somos especialistas en sistemas de control y automatización industrial e integramos sistemas totalmente personalizados

Como decíamos, SCADA y HMI pueden trabajar en conjunto, pero necesitamos saber qué ofrecen y qué las diferencia. A lo largo de este artículo hablaremos de las características de sendas herramientas y analizaremos qué aportan en conjunto.

Sistemas SCADA

Tal y como publicamos con anterioridad, un sistema SCADA es un sistema de supervisión, control y adquisición de datos. Permite mejorar la toma de decisiones a través de una cabina de mando y en remoto. Las herramientas SCADA pueden almacenar y procesar un gran conjunto de datos para aprovechar la información y aplicarla al proceso productivo de la organización.

Estos sistemas, además, consiguen ejecutar acciones de control con las que es posible modificar el proceso industrial en su totalidad. Podemos decir sin miedo a equivocarnos que los sistemas SCADA son imprescindibles para automatizar los procesos industriales y dar un impulso a la gobernanza y control en remoto de los dispositivos de los que dispone la organización.

HMI o Human-Machine Interface

El concepto HMI hace referencia a las interfaces Hombre-Máquina. Se trata de un elemento que muestra cómo interactúan los profesionales con la tecnología que utilizan. Los dispositivos que cuentan con HMI ayudan a establecer vías de comunicación con los PLC y sus sensores de inputs y outputs.

Estas interfaces ayudan a monitorizar los datos introducidos en el sistema con el fin de obtener resultados (input). También permiten llevar un seguimiento de la información resultante que se obtiene tras realizar operaciones partiendo de estos inputs (outputs). En definitiva, se trata de la herramienta más visual en el ámbito de la analítica industrial. Su objetivo es claro: facilitar al trabajador el acceso a la información relacionada con los procesos industriales para poder generar estudios de todo tipo.

Tecnología que se retroalimenta

Antes de detallar cómo se benefician estas herramientas trabajando en conjunto, debemos hablar de los PLC, puesto que conforman la herramienta base del sector industrial automatizado. Un PLC o controlador lógico programable es, a grandes rasgos, una computadora industrial dedicada exclusivamente a procesar los datos de las máquinas del sector. Estos controladores pueden contar con un amplio abanico de soluciones, entre los que destaca SCADA. Además, en cada PLC pueden integrarse varios sistemas SCADA y, a su vez, en cada sistema SCADA pueden implementarse varias HMI.

SCADA es mucho más complejo, por lo que necesitan herramientas de visualización e interacción HMI. Como vemos, todas estas soluciones se retroalimentan entre sí. HMI facilita el uso de SCADA y, a su vez, SCADA simplifica el acceso a los datos obtenidos por el PLC.

SCADA y HMI para potenciar la automatización industrial

Hemos visto las características y potenciales beneficios de SCADA Y HMI. Sin embargo, si combinamos ambas herramientas obtendremos una serie de ventajas competitivas:

  • Visualización y control de datos de producción. Gracias a la combinación de SCADA y HMI, acceder a los datos es mucho más sencillo. Las interfaces gráficas que aporta HMI permiten analizar rápidamente los datos extraídos de los procesos de producción, cosa que facilita la toma de decisiones. Aunque el análisis en profundidad de los datos sigue siendo necesario, se reduce el tiempo invertido en el proceso.
  • Data Integrity. Impulsar los sistemas SCADA a través de HMI permite asegurar la integridad de los datos. Al tener el control de todos los procesos a la vista en todo momento es mucho más sencillo evitar errores e introducir datos rigurosos y veraces.
  • Avisos y alarmas. HMI permite configurar avisos y alarmas en multitud de situaciones. De este modo, desde el propio sistema SCADA de control industrial se enviaría una señal de alerta a la interfaz que haría llegar la información al usuario en los casos estipulados.
  • Accesibilidad. Los sistemas SCADA son complejos, pero si se respaldan con HMI es fácil delegar su acceso. La interfaz Humano-Máquina permite democratizar el acceso a la base de datos de SCADA y potencia la accesibilidad para todo tipo de profesionales siempre y cuando tengan relación con el proceso de producción y la organización.

La unión de las dos tecnologías que han protagonizado este artículo potencia la seguridad en la planta y facilita la generación y extracción de datos. Cuantos más procesos mecánicos sean llevados por máquinas mejor, puesto que se libera tiempo para que el profesional pueda aportar valor en la organización.

Share :
Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies